22 febrero 2017

[Entrevista] Los nuevos medios por… Rosental Alves

La revolución digital marcó el comienzo de la Era de la información. Las tecnologías derivadas de esta evolución –ordenadores portátiles, teléfonos móviles o internet– han propiciado la democratización del acceso a la información y generado nuevas formas, formatos y canales otrora inexistentes. Esta revolución comunicativa es comparable, en palabras de nuestro invitado de hoy, a pocos pero importantísimos precedentes en la historia de la humanidad, tales como la consolidación de la palabra escrita en la Grecia Clásica o el abandono de los antiguos copistas por las ventajas en tiempo, volumen y difusión que otorgaba la imprenta de Gutenberg del siglo XV.

Esta revolución y consecuente evolución llega a nuestros días en forma de medios de comunicación que utilizan ahora nuevas formas de llegar al usuario gracias a la red de redes. Y no solo ha cambiado el canal por el que nos llega la información; ha cambiado el lenguaje, más cercano, directo y desarraigado de ornamentos que dificultan la comprensión de los usuarios con un nivel educativo más bajo; se han generado nuevas formas de narración que incluyen el empleo del transmedia y la predominancia de la imagen sobre el texto; hemos ganado velocidad, aumentado los puntos de vista desde los que tomar conciencia de una situación y se han generado comunidades de opinión cuyos componentes interactúan entre ellos generando un valor añadido al medio; y no olvidemos el acceso desde diversas plataformas en cualquier punto del mundo gracias a dispositivos como los teléfonos móviles, las tablets o los ordenadores portátiles.

Por todo ello no es decabellado afirmar que la revolución que vivimos es un escalón más en la historia de la humanidad si comparamos su impacto en la sociedad mundial respecto a hitos como los cosechados con la fijación de la palabra escrita en un soporte o con la imprenta.

Esta es la opinión de Rosental C. Alves, director del Centro Knight para el Periodismo en las Américas de la Universidad de Texas. Alves fue el primer brasileño que obtuvo una beca Nieman para realizar una estancia académica en la Universidad de Harvard. Se trasladó a Austin en 1996 desde Río de Janeiro, donde fue director general y miembro de la junta directiva durante 23 años del Jornal do Brasil, uno de los periódicos brasileños más importantes del país. En 1995 fue seleccionado entre 200 candidatos para ser el primer titular de la Cátedra Knight en Periodismo Internacional, y años más tarde, en 2002, recibió una donación de 2 millones de dólares de la Fundación Knight para crear el Centro Knight para el Periodismo en las Américas.

Su relación con los medios digitales comienza en 1991 cuando creó el primer servicio de noticias en línea de Brasil en tiempo real. En 1994, Alves dirigió el lanzamiento de la edición en línea de Jornal do Brasil, convirtiéndolo en el primer periódico brasileño disponible en Internet. También fue pionero en la creación de la primera clase de periodismo en línea en la Universidad de Texas en el año 1997.

Y para ti, ¿qué son los nuevos medios?